8 may. 2011

Conservar las verduras


El otro día se podía leer en el diario, éste gran titular:

Los españoles tiran el 20% de la comida que compran

Y ésto hace de que pensar. A veces por comprar demasiado, a veces por no estar mucho en casa. Pero la cosa es que siempre encontramos algo en una esquina de la nevera que nos escandaliza ver su estado.
Yo sobretodo tenia éste problema con las verduras; a nosotros nos encantan y es ir a la frutería y volvernos locos comprando, pimientos, berenjenas, tomates, zanahorias, etc.
Además ahora con el trabajo paso poco tiempo en casa, voy con prisas y como fuera de casa.
Por eso, siempre conservo alguna de las verduras de la siguiente manera, las corto bien pequeña y las congelo.
Material:
-Tabla de cortar.
-Un buen cuchillo
-Escurridor
-Bolsas de congelación herméticas
Si es verdad que para ello necesitas tiempo y dedicación, pero luego la recompensa será muy grande si normalmente vais justos de tiempo.
Como podéis ver las verduras que tengo ahora mismo congeladas son: Pimiento verde, Berenjena, Espárragos, Champiñones, Calabacín y Cebolla.

Pimiento Verde:
Limpiar bien los pimientos y aseguraros que quitáis las semillas y el tronco. En una tabla de cortar lo iremos cortando en cuadrados bien pequeños y limpiaremos de nuevo con abundante agua.
Dejaremos escurrir y ya lo podremos guardar en una bolsa hermética.

Berenjenas:
Las berenjenas no eran nuevas, las tenía en la nevera y alguna de ellas empezaba a ponerse blanda.
Es también para ello por lo que al congelar evitaréis desperdiciar tantos alimentos.
Personalmente me gusta la berenjena con piel.
De nuevo las limpié a fondo y las piqué en cuadrados pequeños. Una vez bien escurridas las guardé en la bolsa hermética.

Espárragos:
Para los espárragos, en primer lugar corte la parte del tallo más dura. Para ello, debéis coger la mitad de cada extremo y tirar hacia el lado contrario.
Allí donde se parte el tallo es el tope donde un extremo es tierno y el otro demasiado duro.
Cortaremos en trozos más pequeños y escurriremos una vez esté bien limpio.

Champiñones:
En el caso de los champiñones. Deberemos limpiar bien profundamente una vez cortemos la parte de la raíz. Los champiñones acostumbran a tener tierra y por ello debemos procurar que los frotamos bien.
Corté los champiñones a rodajas y a la bolsa hermética.

Calabacín:
Para el calabacín, debéis frotar bien la piel con agua para limpiarlos y partí dos veces por la mitad para partirlo en triángulos.
Ideal para tortilla, cremas o revoltillos.

Cebolla:
Como las cebollas siempre las utilizamos de una forma u otra (rallada, troceada, en juliana, etc.), solo una parte de las cebollas las piqué. Más que nada por si hay algún día que me veo muy apurada, tengo reservas ya preparadas.
Limpiaremos las cebollas y las picaremos bien. Finalmente nos aseguramos que la bolsa quede bien cerrada ya que la olor de la cebolla es algo más fuerte.
Finalmente podemos usar nuestras verduras congeladas a nuestro gusto.
-Podemos mezclar entre ellas.
-Es mucho más económico que bolsas de verduras congeladas (mucho más pequeñas).
-Tiene un sabor rico y fresco, ya que no echan a perder ninguna de sus cualidades.
-Se conservan mucho más tiempo y no se tiene que vigilar de que se eche a perder.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...