11 feb. 2010

M'Frokka (rgaifs de sémola)

 

Bueno ya tocaba hacer una buena merendola!El resultado final de la Frokka es algo parecido al rgaif convencional pero la preparación de ésta poco tiene que ver, el ingrediente primordial es la sémola fina de trigo (la que se utiliza para el pan) que se puede encontrar en cualquier carnicería árabe (ya que por el momento no la he encontrado en grandes almacenes, solo de maíz que no sirve).
Espero que lo disfruteis está muy rica, el sabor es muy parecido a la harcha'a.

Ingredientes:
-1 kg de sémola fina ( y un poco más para la elavoración)
-aceite
-sal
-agua

Preparación:
1-En primer lugar haremos la masa, que la obtendremos mezclando la sémola con la sal necesaria, con agua. Y a amasar bien, la consistencia debe ser homogenea pero no muy compacta. Dejaremos reposar una media hora aproximadamente.
2-La separaremos en bolas del grosor de una mandarina y dejaremos reposar una media hora más.
3-Ya podemos empezar a dar forma; en primer lugar en la mesa donde vayamos a trabajar esparceremos sémola fina (bastante, para evitar que se enganche) y pondremos la bola de masa y la empezaremos a estirar con un rodillo (iremos poniendo sémola cada vez que sea necesario) hasta que obtengamos una masa muy estirada y en forma redonda.
Nota: Tiene que quedar con un tacto rugoso, producido por la sémola añadida para que no se pegue.
4-Iremos haciendo así, con las demá bolas. Cuando tengamos ya unas 6-7 ya podemos hacer uan frokka.
5-En la primera pondremos aceite de oliva (es como queda más bueno) untado sobre un costado y entonces pondremos sobre éste lado otra masa y las fijaremos bien, y así iremos haciendo hasta que queden todas unidas con el aceite y bien apretadas.
Haremos todas las que sea posible con las demás masas, finalmente tienen que salir unas dos o tres Frokkas que son grandes del tamaño de un plato grande.
6-Con una "makkla" o sartén de éstas antihaderentes para rgaifs y pan lo encenderemos y con un poco de aceite lo empezaremos a cocinar, hay que darles vuelta y vuelta aproximadamente unos 10 minutos y vigilar en darles la vuelta que no se rompan.

Cuando esten todas listas a merendar; tanto se pueden comer solas o acompañadas de miel, mermelada, o lo que querais.
¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...